martes, 5 de julio de 2011

Fe en Dios y no la fe de Dios


 Kenneth Hagin, Kenneth Copeland, y otros maestros del movimiento de la Fe tienen una revelación nueva, "Dios actúa por fe."
Y nosotros, también, deberíamos ejercer la misma clase de fe que Dios ejerció cuando creó el mundo. Bueno, ¿es realmente bíblica esta nueva revelación?
Hay sólo dos textos de prueba de la Biblia que se usan para probar que Dios ejerce fe, y éstos de ninguna manera apoyan esta doctrina.

 El primero es Marcos 11:22, el cual nos dice: "Tened fe en Dios."

 Gramaticalmente esto podría traducirse, "Tened fe de Dios," o "Tened la fe de Dios." Y, por lo tanto los maestros del movimiento de la Fe comúnmente dicen que hemos de tener "la clase de fe que Dios tiene." Sin embargo, esto es claramente un error. En el griego la forma gramatical aquí no significa la "fe que Dios tiene" sino la "fe que tiene a Dios por su objeto." En contexto Jesús está exhortando a sus discípulos a que tengan fe cuando oren - en otras palabras, cuando le pidan algo a Dios, han de tener fe en El (Marcos 11:23-24). Siempre se orienta a un objeto.

 El segundo texto de prueba, Hebreos 11:3, dice que "por fe" comprendemos que el universo fue constituido por la Palabra de Dios." Aquí los Maestros del movimiento de la Fe tuercen esto para que diga que Dios por Su fe creó el mundo. En otras palabras, Dios tenía que ejercer fe para crear el mundo. Otra vez, esta interpretación claramente se excluye por el contexto. Todo el capítulo habla acerca de la fe ejercida en Dios por seres humanos: "Por fe Abel... Por fe Enoc., Por fe Noé...Por fe Abraham...Por fe Sara..."(11:4, 5, 7, 8, 11), etc.

 La idea de que Dios tiene fe es completamente ajena a la Biblia. La fe bíblica es: los seres humanos confían en un Dios a quien no pueden ver para que haga las cosas que El ha prometido. Dios ve todo y sabe todo por toda la eternidad. Por lo tanto, Dios no tiene que tener fe. Y puesto que Dios no tiene que tener fe, la idea de que tenemos que imitar la "fe" de Dios es claramente anti bíblica. Hay que recordar que la fe siempre se orienta a un objeto: La fe en Dios, no la fe de Dios. Y si confundimos eso, tenemos un entendimiento erróneo de lo que realmente es la verdadera fe bíblica.
(Cristianismo histórico)

No hay comentarios:

Publicar un comentario