lunes, 14 de noviembre de 2011

¿Por.que Jesús no sana a todos?



Marcos 1:33  y toda la ciudad se juntó a la puerta.

Mar 1:34  Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios porque le conocían.

Mar 1:35  Levantándose muy de mañana, aún muy de noche, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Mar 1:36  Y le siguió Simón, y los que estaban con él;

Mar 1:37  Y hallándole, le dicen: Todos te buscan.

Mar 1:38  Y les dice: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido.

Que clara enseñanza en cuanto a la misión.

Todo le estaba llendo bien, toda la ciudad se juntó a la puerta.

¿Se imaginan si en una iglesia toda la ciudad se le junta a la puerta?

Sin embargo Jesús no se emocionó a causa del éxito, sino que continuó con la vista puesta en el propósito de su tarea, es por lo tanto importante observar que nunca debemos guiarnos por los eventos externos y perder la dirección.

¡Todos te buscan! pero él se fue.       

Es claro que el señor conocía del breve tiempo que tenía, de allí que tampoco se asentaba en ningún lugar, sino que trataba de extender el mensaje todo lo más posible.

 Pero: podemos llegar a pensar que fue descortés con la gente, y negligente con tantos enfermos, pero este pensamiento es propio del hombre que tiene a Dios como un gran papá Noel

Los predicadores defensores de la “sanidad para todos”, se encuentran aquí con un grave problema, ¿Cómo que se fue?

Es habitual promocionar campañas y grandes eventos con afiches diciendo:

 ¡GRAN CAMPAÑIA DE SANIDAD Y MILAGROS!

¡Ven y si tienes fe, serás sano! o... ven a buscar tu milagro!!!

Pero la Biblia nos enseña que Jesús no siempre hace lo esperado.

Lucas- 5:15  Y su fama se difundía cada vez más, y grandes multitudes se congregaban para oírle y ser sanadas de sus enfermedades.

Lucas- 5:16  Pero con frecuencia Él se retiraba a lugares solitarios y oraba.

 Muchos que promocionan estos eventos se están llevando por delante la elección y voluntad soberana de Dios, malinterpretando algunos textos.

Es que en el pensamiento humano el bien del hombre es el principal motivo, como también la razón primera a tener en cuenta, esto claro que también ocurre por la ignorancia de la palabra de Dios aun entre los llamados cristianos.

¿Cómo Dios no desea sanar los enfermos? ¡Cómo! Jesús se fue y los abandono!!!

Se imaginan cuantos enfermos corrían al lugar con la esperanza de ser sanados y se fueron frustrados.

 ¿No se preocupa Dios por tanta gente enferma?
también están aquellos que creen que la sanidad es un derecho, más aún si son creyentes, hay quienes afirman que el cristiano que vive en victoria, por fe vence las enfermedades.

Pero la verdad es que  las escrituras no enseñan esto, Jesús hizo muchas  SEÑALES y este fue el propósito de las sanidades y de todo lo que él hizo lo leemos en San Juan 20:

Juan 20:30  Y muchas otras señales hizo también Jesús en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro;

Juan 20:31  pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que al creer, tengáis vida en su nombre.

El gran propósito no fue beneficiar a los enfermos, sino demostrar que EL ES EL CRISTO.

Si bien los afortunados glorificaron a Dios y fueron sanos de su dolor y enfermedad, este no fue el primer motivo, sino, fueron SEÑALES que autenticaban al mensajero y el mensaje del evangelio, tanto para que creyeran los judíos de ese tiempo, como aun hoy nosotros, que él es el salvador enviado por Dios.

¿Pero, y los enfermos? y ¿los endemoniados?

Estimado lector todas las plagas recibidas por lo hombres hasta el día de hoy son consecuencia de su pecado, por lo tanto justo castigo.

 Dios es justo siempre, aún en ese evento, de allí la importancia de la comprensión de la gracia, cuando se le da algo a todos, es un beneficio, casi como un derecho, cuando es solo para algunos, esto es gracia.

Dios nunca está obligado a dispensarnos sanidad a los hombres sino lo justo, y lo justo es recompensarnos a causa de nuestra traición, con los males que todos los días vemos en el mundo, llámese muerte, dolor, robos, asesinatos, esto es justo pago de nuestro estado y condición delante de un Dios santo y amoroso que nos dio todo pero, que no es reconocido por los hombres, sino odiado: echado de la sociedad y burlado en sus preceptos y mandamientos, dice en Juan;

Juan 15:23: El que me ABORRECE a mí, también a mi Padre ABORRECE.
Por lo tanto:
Romanos 2:9  Habrá tribulación y angustia para toda alma humana que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego;(a todos)

Los hombres aman y veneran a cualquier cosa  llámese un muñeco de yeso, una imagen,  o una vaca, también a otro hombre, pero nunca reconoce al Dios que hizo los cielos y la tierra, ni lo tienen en cuenta, mas aun huyen de todo lo que sea Dios;

Juan 5:40  y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

El verdadero evangelio es rechazado aun por muchos creyentes, sin embargo muchas religiones crecen y prosperan y sabemos son un mal  reemplazo del evangelio y otra afrenta al creador.



Por esto justamente Jesús aplico gracia con algunos y se fue sin deber nada a los otros.



MENSAJES BIBLICOS










No hay comentarios:

Publicar un comentario