domingo, 1 de enero de 2012

TODO NO ES FE



La FE  como todas las cosas de valor, tiene falsificaciones, la confianza Bíblica en Dios se ha convertido para mal de muchos, en distintas cosas, por ejemplo:

En una Ley

En un poder.

En una fuerza.

En un espíritu.

En un arma.

Que se aplica de distintas maneras, a saber:

Por medio de palabras creativas.

Por medio de oraciones poderosas.

Por medio de visualizaciones.

Por medio de sueños.

Por medio de declaraciones

Por medio de imposición de manos.

Por medio de acciones de fe.

Pero cuando leemos la Biblia seriamente veremos que todas estas cosas son resultado de interpretaciones propias de mentes infladas por enseñanzas infladas, que toman la piedad como fuente de ganancia.

Es habitual oír oraciones de corte militar con palabras como la que sigue:

Ordenamos a esta enfermedad que salga, o mandamos desaparezca tal o cual problema.

O la inverosímil enseñanza de que nuestras palabras dichas en fe pueden transformar la realidad, nuestro futuro, o directamente afectar cosas y personas.

Hasta algunos dicen que Jesús dependía de la fe,  para hacer milagros, cosa que dicen fue evidente en Nazaret, donde no pudo hacer milagros, a causa de la incredulidad de sus habitantes, algo  lógico, al ser Dios galardonador de los que con fe le buscan, en ese caso simplemente no fueron dignos estos hombres al carecer de fe, de allí que Jesús no les premio con ningún milagro, hubiera sido injusto (recordemos que el dador de la fe es Dios mismo)

Es que al Dios no contestar las  oraciones egoístas de muchos, se buscaron formas de aun “arrebatar” como enseñan algunos, claro, si esto fuera posible, este pensamiento evidencia un desconocimiento muy grande de la fe, algo a si como si Dios jugara con las personas.

Si oímos el tipo de deseo que la mayoría expresa o busca, veremos que su corazón corre tras las cosas que el mundo ofrece, como, una vida segura, prospera, o estable, así también están aquellos que pretenden poner su fe al “servicio” de las cosas del reino, como si Dios la necesitara, otra fea desviación del evangelio, en donde se cree ser parte de un ejército de guerreros poderosos, con dones o unciones para batallar, conquistar,  y luego ofrecérselas a Dios al estilo de los soldados Romanos, que ofrecían a cesar sus conquistas.

Hebreos 11:1  Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Este don o regalo de Dios, como enseña las escrituras, es solo el depositar nuestra confianza en Dios.
Es propiedad de los vivos espirituales, aquellos a quien Dios desperto para vida y salvacion en cristo, otro tipo de fe sencillamente es imitacion, presuncion, o imaginacion.

La evidencia de una fe dada por Dios es la regeneracion ocurrida en el corazon del creyente, cosa que solo podemos encontrar en los ordenados para vida eterna.
 

Carece de todo sentido si la enfocamos en otro ser o cosa, simplemente pierde todo valor, es el medio por el cual los hombres nos acercamos al Dios que no vemos.

Es la certeza de su existencia, acompañada de un convencimiento certero de la vida y bondad de Dios.

 La fe que es regalo de Dios, y te acerca a un ser amoroso,  y Justo.

Heb 11:6  Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan.

Nadie a quien Dios no le aya dado fe puede agradarle, no esta al alcanse del hombre fabricarce alguna fe que le acerque a Dios

La fe es la única forma de acercarnos a Dios con esperanzas de recibir respuesta de él.

Si le comparamos con un tren, seria aquel que su única ruta nos lleva en dirección a Dios,

Todos los relatos que ofrece el libro de hebreos en este capítulo 11,  fueron acciones y comportamientos consecuencia de la fe, mifestada en la obediencia de estos hombres.

Es la fe Bíblica la que conduce indefectiblemente al respeto a Dios y a la obediencia, o este seria el unico resultado y ademas el propocito de la misma, querer ponerla al servicio de "otros" propocitos es sencillamente demostracion de corazones NO regenerados o desconocedores de la voluntad de Dios.

El querer sacar ventaja de ella y usarla para nuestros fines personales, no es más que demostración de pecado en los hombres.

Ahora la confianza en nuestro buen Dios nos lleva a pedir, claro que la respuesta es para los que esperan en él, conocen su voluntad y entregaron todo lo que son, al Dios que aman.

Estos piden y reciben por que piden bien, piden lo que a Dios agrada, piden con un corazon Biblico, y piden con  corazón regenerado que sabe y conoce la voluntad de Dios.





MENSAJES BIBLICOS




No hay comentarios:

Publicar un comentario