viernes, 28 de septiembre de 2012

¿Es Incondicional el Amor de Dios?




 
Se ha puesto de moda en los círculos evangélicos hablar un poco con poca sinceridad del amor incondicional de Dios. Sin duda, es un mensaje agradable para que la gente escuche.

Pero para ser sinceros o mejor dicho Bíblicos, NO es incondicional, deben darce condiciones, que solo en cristo allamos y debemos reconocer que no podemos encontrar en la escritura esas afirmaciones, a menos que  cambiemos su texto y digamos, amor eterno de Dios para con su pueblo.

Que claramente NO se extiende al resto de los habitantes de la tierra, sino su pueblo.

También oímos el propagado mensaje actual de la iglesia evangélica que dice, ven que ¡Jesús te ama! o Dios te acepta ¡como eres!

Tampoco podemos encontrar a cristo y sus discípulos predicando esto.

Debemos reconocer que “suena bien”  pero…. Por el hecho de que sea atractivo, y muy atrayente,  

¿Podemos usarlo?

Y otra vez para ser sinceros y bíblicos tampoco  lo encontramos de esta forma en  la escritura, en realidad nunca vemos que cristo anduviera  los caminos de Judea diciendo, vengan a mí, que yo los amo y ¡quiero entrar en su corazón!

Es que en nuestro deseo de comunicar a la gente la dulzura del Evangelio, la buena disposición de Dios para cubrir nuestros pecados con el perdón y la increíble profundidad de Su amor mostrado en la cruz, nos entregamos a una expresión hiperbólica del alcance y la magnitud de su amor.

¿Dónde en la Biblia podemos encontrar esta noción del amor incondicional de Dios?

Veamos solo dos muestras de expresiones en otro sentido:

Génesis 18:26: Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por AMOR a ellos.

1 Reyes 11:13: Pero no romperé todo el reino, sino que daré una tribu a tu hijo, por AMOR a David mi siervo, y por AMOR a Jerusalén, la cual yo he elegido.

Vemos siempre en  la escritura declaraciones de amor de parte de Dios para con “su” pueblo, separado claramente a sus elegidos o justos.

Por el contrario el pasaje siguiente presenta la situación de la humanidad entera ante Dios.

Romanos 2:5  Más por causa de tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,

Esto fue parte de proclamar el evangelio de la reconciliación, siempre.

 No se puede hablar de reconciliación sin establecer primero que hay una gran enemistad entre  las partes y más claro aún, que una de estas partes (Dios) ha preparado un lugar llamado infierno para satanás y todos los pecadores, o sea, la humanidad entera.

Romanos 3:23: por cuanto todos PECARON, y están destituidos de la gloria de Dios.

La Biblia dice que somos enemigos de Dios por naturaleza. Esta enemistad se expresa en nuestra rebelión pecaminosa contra Dios.

El punto de vista común contemporáneo de esto es que estamos separados de Dios, pero Él no está separado de nosotros. La enemistad es todo un solo lado. La imagen que se obtiene es que Dios nos sigue amando a nosotros con un amor incondicional mientras permanecemos en odio hacia Él.

La cruz desmiente esta imagen.

 La cruz de  cristo me enseña sobre cuanta ira destilaba Dios contra mí,  los sufrimientos de cristo son vívidamente lo que Dios justamente me tendría que hacer a mí.

Entonces, Jesús te ama ¿dónde encaja?

Solo en Cristo, el obstáculo de división se supera, y somos reconciliados con Dios. Pero esa reconciliación se extiende sólo a los creyentes. Los que rechazan a Cristo permanecen en enemistad con Dios, apartados de Dios, y tanto los objetos de Su ira y de Su aborrecimiento.

 

Dice Paul Washer: el evangelio es buena noticia para el que cree, para el resto es una condena de muerte.

Cualquier clase de amor que Dios tenga para los impenitentes, no excluye Su justo odio y aborrecimiento de ellos.

Ahora que, de este pasaje:

Mat 5:44  Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen,

Mat 5:45  para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.

Es claro que en situaciones de injusticia tengamos  la tendencia a enojarnos, a lo que se nos manda aquí es a amar, ser pacientes imitando a Dios que es ofendido a diario por sus criaturas sin embargo renueva cada  mañana sus misericordia haciendo salir el  sol (bendiciendo) sobre  justos e injustos

Demás está decir que el señor no nos pone a nosotros en lugar de jueces esto le pertenece solo a él y es en esa posición en donde descalifica y aparta de si al pecador,

Nosotros como hijos de un Dios amoroso amamos pero sin juzgar

Juan 4:8: El que no ama, no ha conocido a Dios; porque DIOS ES AMOR.

La naturaleza de Dios es amar pero esto no anula su justicia, ni su visión, nunca llamara a lo malo bueno, él es amor santo por eso desecha al pecador impenitente.

La biblia nos dice que Dios aborrece al pecador.

Salmos 11:5: Jehová prueba al justo; Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los ABORRECE.

1. Tito 3:3: Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, ABORRECIBLES, y aborreciéndonos unos a otros.

Salmos 32:10: Muchos dolores habrá para el impío; Más al que espera en Jehová, le rodea la misericordia.

Estos textos alcanzan para ver claramente a quien dirige Dios su amor, y quienes solo sufrirán bajo su mano todos  los días de su vida y luego condenación eterna, ahora, ¿quiere el señor esto?

NO: Ezequiel 18:23: ¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?

No envía a nadie a condenación alegremente sino con pesar, solo aplica justa justicia, sabiendo que todos por naturaleza le desprecian, el hombre natural no busca a Dios, huye de el, amenos que, el señor intervenga y le vuelva a el nunca  se acercara,

Dios debe vencer la resistencia del hombre para salvarle.

Ahora de donde salió el, Jesús te ama.

Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Tenemos solo este texto (1) para ver, y sabemos que no se puede construir toda una doctrina con "un" texto sino que debemos basarnos siempre en el contexto general de la escritura, así mismo sabemos que Juan se refiere a todas las naciones (mundo)  considerando que dentro de su pueblo habríamos  de toda lengua y nación, y dirigiendose a ellos que estan dentro del mundo, estas afirmaciones fueron nesesarias para confirmar que Dios abrio  la puerta de  la gracia a  los gentiles predestinados, cosa que  le costaba entender a muchos Judios.
 

Conclusión, el Jesus te ama; o Dios te ama; son afirmaciones inexactas de un evangelio que por crecer y agradar a los hombres fue lisa y llanamente tergiversado, cuando Dios dice que ama al mundo se refiere en primer lugar a su pueblo, al que el mismo atrae acia el por medio del evangelio,  y en general o segundo lugar a todos los hombres que le odian, pero no alcanzaran gracia ya que permanecen dentro de la ira de Dios o aborrecidos por el.

MENSAJES BIBLICOS

 

 

                                                                                     

 

 

 

1 comentario:

  1. buen dicho, esta bien es la naturaleza del hombre el pecado pero con Cristo nos limpia de pecado y hay que demostrar que si fuimos limpiados ,y amar a todos por igual
    Dios te bendiga . en Cristo tu hermano Juan Pablo Campos

    ResponderEliminar