jueves, 18 de abril de 2013

LOS DONES ACTUALES ¿SON DE VERDAD?


En días pasados hemos estado analizando de manera muy amplia las afirmaciones de la mayoría de carismáticos y pentecostales acerca de la continuación de los dones extraordinarios hasta nuestros días. Según estos hombres, los dones de milagros, lenguas, e interpretación de lenguas, permaneces activos en nuestros tiempos, pues, como dicen, la era apostólica no ha concluído.???


Algo que quiero recalcar, es que los cesacionistas no negamos la presencia de milagros en nuestros días. Como muchos dicen correctamente, Dios es el mismo ayer, hoy y siempre, y continúa haciendo las cosas según Su voluntad. Lo que los cesacionistas negamos es que los milagros ocurran a través de hombres, como ocurría con Cristo y los apóstoles.

Negamos enfáticamente que el “hacer milagros,” como dice en 1 Corintios 12, ocurriera luego de la era apostólica.

Además, sabemos, por escritos de algunos de los padres de la iglesia, como Ireneo, que este tipo de dones aún estaban presentes en los dos primeros siglos de esta era, pero que no eran comunes. Sabemos además que para el siglo cuarto existe la ausencia de este tipo de declaraciones en los escritos de los líderes de la iglesia.
Agustín escribe cn respecto a las lenguas,
“En los primeros días, “el Espíritu Santo cayó sobre los que creían: y hablaron con lenguas,” que no habían aprendido.
Estos fueron señales durante un buen tiempo para mostrar que el evangelio de Dios correría a través de todas los idiomas sobre la tierra.

Tal cosa fue dada para ejemplo, y luego cesó.” [1]cuando el evangelio se disemino por buena parte del  mundo conocido.
Esto lo escribo para que algunos tengan claro la posición cesacionista. No deben confundir la diferencia entre los dones extraordinarios, como el de sanidad instantanea según 2 Corintios 12:12, eran una marca de los apóstoles y de algunos otros creyentes por un período de tiempo limitado, y no fueron dados para todos los creyentes, como afirman algunos carismáticos, si buscamos en la Biblia esepto Ananias que devolvio la vista a Pabloningun creyente hacia milagros solo fueron los apostoles y un numero muy reducido de ministros, recordemos que Ananias fual por una orden directa de Dios y no por "su don" tampoco tenemos fundamento Biblico que nos diga que esto seria para todos los tiempos ni para ciempre, vamos entonses a analizar brevemente otros de esos dones extraordinarios.

Profecía
En la mayoría de los círculos pentecostales y carismáticos el alegato de la profecía inspirada va de la mano con las visiones, revelaciones, acceso directo a Dios y comunicación directa con Él saltenado la Biblia,  Inclusive algunos, como Benny Hinn han declarado públicamente, haber tenido conversaciones con Cristo. Hasta asumen peligrosamente hablar en nombre de Dios, y, por si algunos de ustedes no han sido testigos de esto, le hablan a otros en primera persona igual que los profetas del Antiguo Testamento, cosa que les pone muy por encima del creyente promedio, que hace sospechar en cuanto a que nesecidad tenemos de estas cosas teniendo una Biblia.
Otros, como Pat Robertson del Club 700 durante sus mensajes televisivos declara sus supuestas profecías, las cuales nunca se han cumplido.
Pero, porqué fallan en sus predicciones? Porqué fallan cuando supuestamente hablan por el Señor? y sabemos que el señor no falla.
Bueno, para hombres como Bob Jones, un “profeta” de Kansas City Fellowship, la profecía de la iglesia actual tiene tan sólo un 65% de exactitud. “La profecía,” según dice él, “está aumentando en pureza, sin embargo existe un largo trecho por andar para aquellos que caminan en este ministerio.” [2]
Decir que la profecía es menos que 100% exacta es decir que ni es profecía, ni es la palabra de Dios. La profecía por definición es la palabra de Dios, y por lo tanto no puede ser inexacta ni falible. El que diga esto esta violentando el carácter de Dios, y está cometiendo un grave pecado. A diferencia de lo que dicen estos hombres, la profecía no es una predicción del futuro (menos del 5% del material profético en la Biblia predice el futuro), sino que es Dios revelando el pasado, presente y futuro y mostrándolos en la perspectiva correcta.
Uno de mis autores preferidos es Wayne Grudem. Grudem, curiosamente, es un calvinista reformado, o dice serlo, pero que cree que los charismata o dones espirituales extraordinarios fueron dados a la iglesia por todos los tiempos hasta la venida del Señor. En su Teología Sistematica, Grudem argumenta que el error o falibilidad humana empaña la profecía dada por Dios a una persona. Además, intenta probar que este tipo de profecía, como la actual, existía en la época del Nuevo Testamento. [3]
Los problemas con la visión de Grudem son obvios. Si el error humano logra empañar la profecía en cualquier punto, entonces deja de ser la palabra de Dios. Es lo mismo que decir que la Biblia está llena de errores porque fue escrita por hombres. Pero la profecía es la palabra de Dios. La Biblia es profecía porque es la infalible e inspirada palabra de Dios.
Pero si el pentecostalismo dice que sus profecías son iguales que la Biblia, entonces ellos por ese argumento, están agregando palabras a la Biblia, en contra de lo que dice Apocalipsis 22:18, y se colocan ellos al lado de las sectas con sus revelaciones extra-bíblicas. Si no admiten que sus profecías son iguales a la Biblia, sino otro tipo de profecía, entonces admiten que sus profecías no son profecías.
El tipo de revelaciones como las de Benny Hinn y Pat Robertson causan un daño irreparable en la vida de aquellos que están convencidos de que esas “profecías” vienen de Dios, debido a que la gran mayoría de esas revelaciones son contrarias a la Biblia. Las aberraciones doctrinales enseñadas por estos hombres son increíbles.
Por ejemplo, hombres como T. D. Jakes niegan la Trinidad. Además surgen las doctrinas de los “pequeños dioses” de Hinn y Kenneth Copeland. Este última dice que Dios es un ser que mide entre 6 pies 2 pulgadas y 6 pies 3 pulgadas y que pesa alrededor de 200 libras. [4]
Lo que deberían hacer estos hombres es considerar el pasaje de Deuteronomio 18 que dice,
“El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.” Deuteronomio 18: 20-22
No es tan solo hablar falsamente, sino de hablar en nombre de Dios sin haber tenido una comisión directa. Tal comportamiento es digno de muerte. Pero, lo que deja en claro es que estos hombres no tienen temor de Dios. Sus profecías demuestran que el don de profecía ha cesado.
Este cese del don de profecía está conectado con el cese de los milagros. Antes de que la Biblia fuera completada, se requerían de otra cosas, incluyendo los Milagros para probar y confirmar la autoridad apostólica de aquellos que estaban trayendo estas nuevas escrituras y confirmar la verdad de lo que ellos traían. Cuando la Biblia fue completada, entonces, los signos adicionales ya no eran requeridos. El decir que la profecía y los Milagros son aún necesarios, es decir que la Biblia no es suficiente para convertir a un hombre de sus pecados.
La doctrina de la suficiencia de las Escrituras no solo dice que los 66 libros de la Biblia son la revelación suficiente de Dios en Cristo, sino que también significa que la Biblia es suficiente en el sentido de auto-interpretarse y auto-atestiguante. No requiere pruebas de su autoridad ni un intérprete.
El énfasis que hacen algunos carismáticos de que la profecía continua aún en nuestros días es la razón por la cual este movimiento ha tenido gran acercamiento con el Catolicismo Romano. Igual que Roma con sus tradiciones y edictos papales, los carismáticos con sus “profecías” declaran que Dios da palabras adicionales a los hombres aparte de la Biblia. Esta es la razón por la cual el movimiento carismático se mueve cada vez más y más lejos de la Biblia, buscando signos que no tienen bases bíblicas como la risa santa, estar ebrio con el Espíritu, etc. Es la razón por la cual existe tal ignorancia de las Escrituras entre sus seguidores, quienes creen cualquier cosa que les digan, inclusive las más grandes herejías.
Lenguas
Este es el don por excelencia en la mente de los pentecostales y carismáticos, y la prueba, para algunos de que un creyente ha sido tanto bautizado y lleno por el Espíritu Santo.
Los cesacionistas no niegan que las lenguas fueran practicadas en la iglesia durante el tiempo de los apóstoles. Lo que negamos es que el don de lenguas continúe en la iglesia.
Si analizamos lo que hacen la mayoría de pentecostales queda claro que rompen e ignoran cada regal bíblica para aquellos que hablan en lenguas en el Nuevo Testamento. La mayoría de esas reglas las encontramos en 1 Corintios 14. Pablo, por ejemplo, dice que siempre debe haber un intérprete. Además vemos lo siguiente,
1. Las lenguas bíblicas eran lenguas reales
2. El don de lenguas no era para todos en la iglesia
3. El uso de este don era únicamente para la edificación pública y no para uso privado
4. El don de lenguas era un signo para los judíos no creyentes de que Dios ahora rataría con los gentiles
5. Una vez que esto se cumplió, el don cesó
6. Las lenguas eran, entonces, un don inferior, sin la importancia que les es dada en la actualidad
De que el don de lenguas era hablar lenguas que existían en ese momento de la hisotria de la iglesia, y no un lenguaje celestial (lo analizaré en la próxima entrada) es claro por el hecho que las dos palabras utilizadas en griego en la Biblia para lenguas se refieren a lenguas reales. En Hechos 2 Lucas describe 15 países cuyas lenguas fueron habladas por los apóstoles en el día de Pentecostés, y dice,
“Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.”
Lucas continúa su narración,
“¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.” Hechos 2: 8-11
El hecho de que las lenguas no eran para todos los creyentes, como asumen los carismáticos, es evidente del pasaje de 1 Corintios 12: 8-10. Pero para muchos carismáticos, si uno no habla en lenguas, entonces implica que no está lleno del Espíritu Santo.
Para Agustín, notando el cese de las lenguas en la iglesia primitiva escribió,
“Porqué es que ningún hombre habla en las lenguas de todas las naciones? Porque la Iglesia habla ahora en las lenguas de todas las naciones.” [5]

Tomado de: sujetos a la roca: http://sujetosalaroca.org/2008/11/22/montanismo-redivivus-cesacionismo-o-continuacionismo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario