martes, 7 de mayo de 2013

OFENSAS ACTUALES AL ESPIRITU SANTO


El Espíritu Santo es hoy el más olvidado, falsificado, deshonrado, el más entristecido, el más abusado, y el más blasfemado de los miembros de la  trinidad, y esto es muy triste.

Cuando el señor limpio el templo en Juan 2 dijo que en un sentido estaba cumpliendo la actitud de David en el salmo 69 el celo de tu casa me a consumido y los vituperios de los que te vituperaban cayeron sobre mi.

Lo que Cristo estaba diciendo es que cuando ofenden a Dios me duele a mí, ustedes han convertido la casa de mi padre en una cueva de ladrones.

Han corrompido la casa de mi padre y deshonrado a mi padre, hoy podemos sentir lo mismo en lo que respecta al  Espíritu Santo cundo el es deshonrado nos duele.

En este tiempo la iglesia contemporánea es un poco menos reacia a ofender el nombre de Dios, viviendo como si este fuera alguien a quien se le pudiera deshonrar.
Aunque no podemos defender al Espíritu ya que él se defiende solo, pero debemos ser claros Y decir que muchas de estas ofensas vienen de la iglesia carismática, o pentecostales,  que no diferencia decir algo del Espíritu como si este fuera menor o no fuera parte de la trinidad, casi sin pensar le atribuyen palabras que el no dijo y obras que el no hizo, o experiencias que el no produjo.

En este sentido se le atribuyen experiencias emocionales bizarras o demoníacas, visiones, revelaciones, voces del cielo, mensajes o sueños, hablar en lenguas, profecías. experiencias fuera del cuerpo, viajes al cielo unciones milagros, todo dudoso o falso.

No solo es imprudente sino vergonzoso y ofensivo imputarle cosas en las que el Espíritu nunca tuvo nada que ver,  además de muy peligroso amontonar ofensas contra él, de echo la sola idea de deshonrar reiteradamente  su persona debería hacer temblar a cualquier persona pensante, vemos cuan livianamente se promocionan eventos del Espíritu que en realidad o no fue o no se sabe, y tal parece que no habría restricciones al respecto.

En mateo 12 vemos cual es el pecado imperdonable en los que le atribuyeron a satanás la obra del Espíritu Santo de parte de los líderes de Israel, (Mateo- 12.31 y 32)  
hoy vemos al revés, le atribuyen al Espíritu eventos propios de satanás.

Lamentablemente olvidan que satanás está activo y vivo y deseoso de destruir la obra del Espíritu cosa que lo llevo a producir imitaciones muy parecidas pero falsas, llámese milagros unciones mala teología revelaciones profecías etc.etc. y todo a través de maestros ambiciosos de fama y ganancias deshonestas que para darle credibilidad se las atribuyéndole al Espíritu Santo, así cada día se atreven más y más para que otros les imiten cayendo en el mismo error.

2 Pedro 2:3 Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas, sobre los cuales la condenación ya de largo tiempo no se tarda, y su perdición no se duerme.

 

John MacArthur

 

   

    

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario