miércoles, 26 de junio de 2013

Algo sobre la cesacion de los dones


 
Los dones del Espiritu  y la discusión sobre el cese de estos o la continuidad es de vieja data en la iglesia, por lo cual es bueno recordar la enseñaza al respecto de muchos lideres de la reforma, que claramente fueron cesacionistas.


Decimos cesación que no es lo mismo que decir eliminación total, tampoco que incluiría a todos los dones, ya que vemos que algunos continuan como el caso de los maestros, también como siempre que se aborda este tema remarcamos que Dios sigue sanando, pero se reserva el cuando y a quien y lo hace con la  intervención del hombre o sin ella según su voluntad, este articulo  es solo "algo" sobre un tema tan amplio, donde tratamos de resaltar que todo lo que ocurre en la iglesia ocurre como todas las cosas, bajo la total soberania y disposicion de Dios, que administra su iglesia segun su voluntad desde su comienzo.

Vemos un verso de Corintios en donde se explica el tema de los dones, esta es como una aclaración, referente a las cosas dichas en los textos anteriores;

1.Corintios 12.11

Pero todas estas cosas las hace uno…… y el mismo Espíritu repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

Para comenzar vemos que dice que el Espíritu lo hace o lo da de manera particular, como el quiere:

El diccionario enseña que esto es: Se dice del acto extraoficial, distinto, separado, especialmente ,propio o privativo de algo o que le pertenece con singularidad, especial, o individual.

¡el! Quiere…  da lugar a pensar que como siempre en las actividades de Dios, nunca hace nada por hacer, o de forma automática ni mecánicamente,  sino que siempre con un fin o propósito eterno y definido, que  depende de su voluntad,

Si pensamos en la comparación que Pablo hace de la iglesia con el cuerpo humano, debemos sin gran esfuerzo entender que lo que haga será conforme a las necesidades y propósitos del cuerpo.

Esto es que sin lugar a dudas que serán repartidos, en particular, si quiere, y cuando quiere, y a quien quiere. 
Vemos, claramente se nos enseña que el darlos es potestad de Dios, (si quiere)además  que tampoco encontramos pasajes que nos prometa o indique que serían dados siempre o durante todo el tiempo de estadía de la iglesia en la tierra.

La palabra como él quiere  nos indica que es solo según la necesidad y distribución de Dios y nunca una promesa firme o segura de que serían dados siempre, o que algunos perdurarían y otros no, solo se nos dice se darán en particular y como el quiere.


Tampoco nos olvidamos que son irrevocables (Romanos 11.29) o más claro, que es imposible rechazarlos, que no es lo mismo que decir interminables, o para siempre.

Creo que somos claros cuando en el comienzo decimos que cesaran no es lo mismo que decir; fueron eliminados, y existe gran diferencia entre una cosa y otra, cuando decimos que cesaron decimos que son solo entregados por el dador o administrador (cristo) o la cabeza del cuerpo, y que él decide a quien y cuando, y si lo da, o no lo da, o si solo para un tiempo o no.

Un punto a tener en cuenta es que fueron en muchos casos “señales” esto es claramente algo que se hace  cuando Dios tiene necesidad de hacer; (Juan 2.11-Juan 2.23- Juan 3.2- Juan 6.2- Juan 6.26- etc.etc)

No es malo también observar la historia de la iglesia al respecto o ¿Qué hace el señor? en “su” obra:

Y si somos sinceros podemos ver que es imposible o al menos para nosotros encontrar a algún verdadero portador de algunos de estos dones, llámese por ejemplo; sanidades, o milagros,  y en el caso de encontrar alguno inmediatamente le enviaríamos a un hospital a sanar una multitud de seres humanos que sufren ya que cuando se tenía este don operaba de forma instantánea según la misericordia de Cristo.

Por otro lado sabemos que el mismo no utilizo de forma permanente estos dones que si poseía, sino que muchas veces cuando las multitudes lo seguían para ser sanados él se iba a otro lado dejándolos plantados, (Marcos 1.34 y35) ya que su misión no pasaba por ser un sanador de enfermedades, esto nos habla claramente sobre su función desde el comienzo, podían ser utilizados o no, al igual que nosotros hoy,

Dios dispuso dentro de la iglesia que si alguno está enfermo “entre vosotros”  (Santiago 5.14) que llamemos a los ancianos y el enfermo seria levantado, lo que nos habla de un cambio en las formas evidente, si suponemos que tenemos hermanos con dones, Pablo no llamaría a los ancianos sino al hermano con el "don" de sanidad.

Ahora es bueno también observar un ejemplo cuando Pedro sano al paralitico en la puerta del templo; sus palabra fueron sin ningún tipo de dudas; lo que tengo te doy, cosa que nos aclara algo sobre la seguridad de Pedro sobre el asunto, cosa que nos enseña que los apóstoles SI los tenían, y estaban seguros de ello.

Los dones de sanidad instantánea que se observaron en los comienzos de la iglesia vemos sin temor a equivocarnos, hoy NO están, y si alguno es portador de él, este no se manifiesta ya que esto es potestad solo del señor.

La obra de Dios es comparada en la Biblia con la obra de un edificio, en donde a través de su construcción intervienen muchos oficios, según el momento y la necesidad, por ejemplo los apóstoles pusieron el fundamento, luego, otros sumarian a ese edificio, lo que nos enseña  esto es que se aplican los materiales según el tiempo y la necesidad del edificio, de allí que algunos de los dones fueron necesarios como señales en el tiempo del comienzo, y algunos tal vez como el de profecía hasta completarse la escritura, y otros aun continúan como el de maestro ya que es aun necesario. 
 
MENSAJES BIBLICOS

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario