martes, 9 de julio de 2013

EL VERDADERO AVIVAMIENTO


Muchos cristianos creen que "avivamiento" es solo un tiempo de gran celebración, alegría, gozo prosperidad y "cosecha"

Pero el avivamiento en sí consiste en la purificación del pueblo de Dios. Cuando Su pueblo ha caído en debilidad espiritual, o desvio de la enseñanzas, Dios puede actuar e impulsar un verdadero avivamiento traerá entonces primero una tremenda convicción del pecado, y arrepentimiento profundo consecuencia  de un deseo, de volverse  las escrituras, Cuando estos cristianos sean convencidos y purificados, entonces podrán nuevamente ser vasos limpios.

Cuando clamamos por avivamiento estamos aceptando  que nuestro momento actual es de depresión espiritual y pecado.

Un verdadero avivamiento dobla las rodillas de los hijos de Dios. Frank Bartleman escribió: "La profundidad del avivamiento será determinada exactamente por la profundidad del espíritu de arrepentimiento."

 

En tiempos de avivamiento es común ver a personas tan impactados por la convicción del pecado por el Espíritu Santo, que son literalmente incapaces de hacer alguna otra cosa aparte de estar echados con sus rostros por tierra, clamando por la misericordia de Dios, en gran desesperación, hasta que Dios mismo les dé la seguridad de que recibieron Su perdón.

Así ha sido en la historia de la iglesia, claro que no debemos poner en un molde a Dios pero a ocurrido que especialmente en las primeras etapas del avivamiento, estas personas serán cristianos que a través de las escrituras comprenden su necesidad de cristo, esto trae una etapa de arrepentimiento genuino que precede al avivamiento, nada ocurre de la noche a la mañana, el regreso de los creyentes a la devoción a cristo trae un regreso a la oración.

A veces incluso sentirán la necesidad de confesar sus pecados públicamente, antes que pueda llegarles el perdón y la purificación.

Nunca olvidemos que el avivamiento apunta primeramente a los CRISTIANOS. Cuando el pueblo de Dios sea "avivado", entonces podrán también traer una gran "cosecha".

Contrariamente a lo que muchos creen el avivamiento no es hacia adelante en el conocimiento; Sino hacia atrás, esto es que la iglesia tiene un retorno a la senda antigua, a las enseñanzas primeras, y no de nada nuevo, es PRIMORDIALEMENTE  un regreso a las escrituras.

La reforma es un ejemplo claro de un avivamiento, tardo muchos años fue un largo proceso que desemboco en luchas y aun guerras, pero la verdad surgió triunfante  los santos fueron edificados en ella y la iglesia tomo un gran impulso.

Es posible que el enemigo trate contrarrestar o destruirlo, no solo DESPUÉS que comienza, sino incluso ANTES que comience.

El diablo intentará todo para desviar o destruir cualquier nuevo avivamiento. Como demuestra la historia, uno de sus trucos favoritos es enterrar el nuevo movimiento debajo de un gran montón de falsificaciones, confusiones y mentiras, los falsos ministros abundan y confunden al pueblo.

 Un avivamiento es la peor pesadilla de satanás. Cuando un avivamiento comienza, o está por comenzar, el diablo se moverá en muchas frentes, intentando destruir las relaciones entre el pueblo,  levantando oposición de parte de otros cristianos; introduciendo "falsificaciones “o fraudulentos maestros, tantas como puede

Las falsificaciones son muy comunes en tiempos de avivamiento: manifestaciones falsas, conversiones falsas, falsos "predicadores de avivamiento" que predican las doctrinas más extremas y distorsionadas, etc. Todo esto es usado por el diablo para desacreditar o impedir el avivamiento verdadero el fuego extraño se deja ver.

Pero al fin como siempre nada ocurre en la tierra que Dios no controle, y si está en su plan eterno, sucede.

Al fin el pueblo de Dios es renovado y acrecentado a través de una sana enseñanza la verdad es puesta en su lugar cosa que indefectiblemente trae corazones rectos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario