martes, 14 de junio de 2016

LA IGLESIA NO SE HEREDA

 
Cuando el "hijo" del pastor hereda la Iglesia de "papa"

 Solo las posesiones personales o familiares se heredan, la iglesia NO es un bien de familia, (es de cristo) comprada a precio de sangre, hoy tenemos muchas usurpadas por inescrupulosos que haciendose pasar por ministros de cristo hacen uso y abuso tomandola como una posecion propia aprovechandose de la ignorancia de muchos,

la Biblia enseña que si el pastor no puede continuar en su ministerio debe dejar lugar a los ancianos gobernantes para que continúen con la obra, NO debe ni puede pasársela directamente a sus hijos o esposa aduciendo "guia de Dios" por que la guia hoy es la palabra de Dios y alli tenemos base para saber que hacer, este traspaso actual fraudulento y a dedo evidencia un atrevimiento e ignorancia muy grande, ademas dice muy a las claras  que ese grupo jamas fue de cristo sino que su propietario fue un hombre  

la iglesia NO es una pyme, la iglesia no es un negocio familiar, ni una empresa privada, sino que es de cristo y el se encargara de proveer pastores, para esto establecio la forma de un presbiterio.

Jeremías 3:15: y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia.

La mala costumbre de dejar la iglesia de cristo en herencia a su hijo u esposa que es peor. deviene de congregaciones mal formadas desde su nacimiento.

Esto no significa que por ser un hijo de pastores no debería ser discriminado en su  anhelo de obispado; y es verdad.

1 Timoteo 3:1: Palabra fiel: Si alguno anhela OBISPADO, buena obra desea.

Si un hijo de pastor anhela ser como su padre, es tan legítimo como que cualquiera otro  de la iglesia lo haga.

Y no es imposible que logre serlo, claro que entrando por la misma puerta que lo hacen todos, y si es pàrte del grupo de ancianos,  debemos saber que la forma de gobierno que Dios estableció a través de Pablo en la palabra de Dios es la de un presbiterio formado por varios ancianos, (Tito 2-2) (Tito 1-5) (Timoteo 5-17)  (Santiago 5-14)  (1 Pedro 5-1) (1 Pedro 5-5)

Este grupo de pastores, ancianos u obispos que es lo mismo, funciona tal como en Israel en donde un grupo de ancianos enseñaba en la sinagoga al pueblo, estos ancianos comparten la misma autoridad, conocimiento, sabiduria, y responsabilidad del pastor, pàra esto deben pasar varios exámenes para formar parte de la conducción y enseñanza de la iglesia de cristo.

1 Timoteo

3:2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;

3:3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro;

3:4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad

3:5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?);

3:6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo

La escritura tiene mucho más que decir respecto a este tema, pero este texto es un buen resumen de los requisitos para ser anciano gobernante como dice claramente el texto que sigue.

1 Timoteo 5:17: Los ANCIANOS (plural) que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.

Ahora ser parte de este presbiterio incluye no solo el buen testimonio, sino años de haber estado gobernando bien la casa de Dios, además de las capacidades pedagógicas y por supuesto el don dado por Dios para ejercer tan alta responsabilidad, este don dado es la manera de establecer pastores que Dios tiene, analizar las características de los portadores de este don merece todo un artículo aparte, así mismo la cosa no termina allí ya que el principal condimento de este anciano es su conocimiento teológico ya que sin él, es imposible servir en ese lugar la enseñanza.

Si nos remitimos al texto del comienzo de Jeremías 3.15 veremos que cuando allí se refiere a ciencia se refiere a la madre de las ciencias, o sea la teología, y una inteligencia ligada al conocimiento Bíblico y para nada cercana a psicología o sabiduría humana inteligencia  ni a la astucia que cualquiera puede tener, vemos que tampoco la simpatia o el carisma se encuentra entre los requisitos.

Es por demás decir que debe ser un hombre santo maduro y templado por Dios, libre de todas las tentaciones que los textos antedichos enseñan, estas cosas incluyen una personalidad independiente o libre de ser influenciada por hombres, un hombre con la opinion influenciada por la Biblia, y solamente por Dios sabiendo que rendira cuentas de su mayordomia.

Es muy común que alguno aspirantes jóvenes citen la palabras de Pablo a Timoteo cuando le dice ¡nadie tenga en poco “tu” juventud, a lo que debemos decir es que Pablo esta hablado de Timoteo, alguien que desde su juventud conocía las escrituras, y que tenía un corazón y capacidades pocas veces vistas, en este caso vemos que fue puesto como ejemplo para los jóvenes de todas las generaciones siguientes de creyentes, por lo tanto si alguno alcanza la “medida” de Timoteo bien podría ser el candidato adecuado, sino mejor no compararse.

Ahora bien hasta aquí es posible que alguno halla pasado la prueba, pero falta la elección, que como todas las decisiones de la iglesia la hace la iglesia en conformidad al Espíritu Santo que la guía e instruye a traves de la Biblia.

 De la iglesia los ancianos deben tomar cuenta a la hora de elegir un “sucesor” del pastor principal, tomado impresiones o informaciones para tomar la decisión, tampoco ellos pueden elegir en soledad, sin saber que dice el resto de los hermanos sobre  los posibles ancianos candidatos.

 Y allí el ciervo saliente no puede imponer a su hijo, (si es que esta entre los ancianos candidatos) sino debe esperar santamente la decisión de sus pares, dando su opinion al respecto, pero sin manipular desde su puesto la conciencia de nadie, sino sometiendo su conciencia a Dios que prueba los corazones y esperando en el señor, que expresa su soberanía en todas las cosas, tal como se espera de un ciervo de cristo

No hay comentarios:

Publicar un comentario